13 de mayo de 2010

Tomáš Skuhravý

por Mario Trubiano/La Pelota No Dobla

En cada previa a un Mundial se vislumbran figuras, futbolistas vestidos de héroes que llegan con la lupa puesta debido a su talento, trayectoria y/o eficaz temporada. Pero también hay de los otros, aquellos que arriban en silencio para romper el molde. Entre estos últimos podemos incluir a Tomáš Skuhravý, el checoslovaco cabeceador que se convirtiera en botín de plata de Italia '90 e integrara el once ideal de la Copa.

Artículo completo »